Aberturas de madera: cómo mantenerlas siempre en buen estado

La madera es uno de los elementos más cálidos y qué más belleza aportan a las edificaciones. Te contamos cómo cuidarlas para que se vean siempre lindas.

Así de trate de un balcón, de aberturas o de muebles de exteriores, la madera es uno de los materiales que más se ve afectado por el paso del tiempo y los avatares del clima, sobre todo el calor, el sol y la lluvia directa. Te damos algunos tips para que tus aberturas se vean siempre en perfectas condiciones:

  1. Conviene limpiar puertas y ventanas exteriores con frecuencia y protegerlas con barnices o aceites especiales, ya que si no se realiza un mantenimiento periódico cambian su aspecto e incluso es posible que comiencen a agrietarse y romperse.
  2. Para limpiar manchas débiles, lo mejor es el uso de un paño suave, preferiblemente seco o poco humedecido. En cambio, si la suciedad está más incrustada, es conveniente utilizar una solución compuesta de una cucharada de vinagre por cada litro de agua, humedecer un paño suave, escurrirlo bien y posteriormente limpiar la superficie afectada.
  3. Para dar a la madera expuesta a la intemperie una mejor protección, se puede optar por los llamados barnices de poro abierto. Al ser aplicadas sobre la superficie, estas sustancias no crean una película externa que las protege, sino que penetran en la madera y dejan los poros abiertos (de ahí su denominación). Entre otras ventajas, estos barnices incluyen fungicidas e insecticidas, proporcionan a la madera una alta resistencia a los rayos ultravioletas, son muy fáciles de aplicar y su duración es extensa, unos cinco años. Además, cuando es necesario dar otra mano, no hace falta lijar, salvo que la superficie se haya deteriorado y presente irregularidades. Otro punto a favor es que resaltan la belleza natural de la madera, ya que destacan las vetas naturales.
  4. Una alternativa a estos barnices de poro abierto son algunos aceites, como los de teca o de linaza. Sus propiedades son parecidas, aunque no cumplen con todos los requisitos y beneficios que aportan los barnices de poro abierto. En cualquier caso, siempre conviene realizar pruebas en una parte de la madera poco visible (o en una pieza de la misma madera no incluida en la puerta o ventana) para ver cómo queda.